Divorcios y separaciones con niños

Divorcios y separaciones con niños

Cuando un matrimonio se separa y tiene hijos siempre son ellos los que más sufren. Puede parecer un tópico pero es la realidad porque ¿con quién conviven a partir de ahora? Si se quedan con la madre echarán de menos a su padre y viceversa. Lo más razonable sería optar por la custodia compartida pero en ocasiones esa posibilidad no es viable.

Hay muchos países en los que los niños no cambian de vivienda en ningún momento sino que son los progenitores los que viven 6 meses en esa casa con ellos y se mudan los otros 6 meses porque va a vivir el otro progenitor. Es una opción muy buena para los niños puesto que no sufren el estrés de la mudanza y al menos tienen ese alivio, aunque tampoco es la mejor solución de todas pero ¿cuál es?

Obviamente, cuando la pareja o matrimonio acaba sin rencores es mucho más llevadero todo porque aunque es complicado “ser amigos” el respeto no se ha perdido, en teoría, y pueden manejar una mejor relación, sobre todo por sus hijos. Sin embargo, cuando los progenitores acaban mal y es prácticamente imposible la relación entre ellos, la situación se hace también más insostenible para los niños que, en ocasiones, escuchan como sus padres se critican o se insultan entre sí cuando no están presentes y deben callar y seguir escuchando.

Hay bufetes de abogados, como Duran & Duran, en los que siempre se aboga, preferentemente, por la custodia compartida. Si necesitáis este tipo de ayuda profesional os recomiendo este abogado especialista en custodia compartida. Se trata de un equipo multidisciplinar que ayudará a los niños, principalmente, a conseguir un estado idóneo, o al menos el que más les beneficie a ellos, sin olvidar nunca al cliente o clientes en cuestión.

A veces la terapia de pareja es una opción y habría que probarla antes de llegar a estos términos pero reconozco que hay matrimonios que serán más felices por separado.

fcge4redfewreducida

El caso francés

En Francia se está sopesando la posibilidad de permitir divorcios por mutuo acuerdo, sin necesidad de un juez, para agilizar y abaratar los trámites. Sin embargo, asociaciones defensoras de la familia han expresado el temor de que el proyecto no tenga en cuenta la protección de los menores, algo que en mi opinión deben vigilar que no se les vaya de las manos. Por eso, el defensor del pueblo Jacques Toubon expresó fuertes reservas con respecto al plan y exhortó a los legisladores a velar muy en particular por los derechos fundamentales de los niños. Recomendó que los divorcios sin juez se limiten a las parejas sin hijos o con hijos adultos.

Por un lado opino que si la pareja se lleva bien y la separación es de mutuo acuerdo, haya niños o no, ellos son los mejores para decidir cómo llevar la custodia de los niños, al fin y al cabo son sus padres ¿no? Pero mi pregunta es la siguiente ¿si no hay nadie que vigile que se cumplan los plazos acordados o que ratifique que se está haciendo bien, qué ocurre en esos casos si un padre decide ignorar lo acordado? No sé si Francia está preparada para algo así pero España desde luego que no.

 

Deja un comentario