Primer embarazo. ¿Qué ropa necesito?

Primer embarazo. ¿Qué ropa necesito?

Si lo que buscas es el ahorro optimizando al máximo tus compras, en primer lugar te recomendamos que no te vuelvas loca comprando cantidad de modelitos para lucir tu barriga, ya que hasta el tercer o cuarto mes de embarazo no te será necesario utilizar prendas específicas (a menos que suelas llevar pantalones muy ajustados que presionen tu barriga cuando te sientes, en cuyo caso sí es conveniente que utilices prendas más holgadas). En un primer momento puedes seguir tirando de fondo de armario y de tu ropa favorita. Si normalmente sueles llevar ropa ancha o este tipo de prendas se encuentra entre tus habituales, el gasto en ropa premamá se reducirá al mínimo.
Por supuesto, tus compras cambiarán según la temporada en la que pases la segunda mitad de tu embarazo.

Imprescindibles en toda temporada:
Vaqueros con o sin peto con cintura elástica. Tienes la opción de que sean tanto largos como cortos, por lo que te sirven en cualquier temporada. El vaquero con cinturilla elástica tiene la ventaja de ser ajustable a cualquier mes del periodo, y además es la prenda más cómoda y con la que más te gustará contar en tu armario. La cintura delantera te recogerá toda la barriga, por lo que te sentirás muy sujeta.
Camisetas básicas de manga larga o corta, preferentemente de algodón mezclado con otros tejidos elásticos que aseguren el uso de la prenda durante cualquier mes.
– Lo más probable es que tengas que comprarte calzado cómodo y acolchado, incluso aunque ya tengas, porque es frecuente la hinchazón de pies, pudiendo aumentar hasta dos tallas. Esta será una de las prendas de mayor inversión.

En invierno.
En esta estación llevamos más ropa de abrigo, por lo que seguramente será necesario invertir en un chaquetón o abrigo ancho o específico para premamá. No te pases con el abrigo, porque notarás en general más calor que en otros inviernos.

Este tipo de prendas no son del todo necesarias en estaciones de entretiempo, ya que puedes llevar tus chaquetas habituales abiertas, sin abrochar.

Estos son los consejos que más te ayudarán a ahorrar y a adquirir prendas más prácticas, pero no te olvides de darte algún caprichito.

Deja un comentario