Compromisos sociales con niños

Compromisos sociales con niños

Cuando uno tiene hijos entra en un mundo de relaciones sociales diferentes en el cual, el adulto pasa a un segundo plano y todo lo que se piensa, se organiza, se hace pensando en los niños, en los hijos de la familia. A la hora de hacer un plan lo que primero que se piensa es, qué hacer para entretener y contentar a los niños. Por este motivo desde hace unos años podamos encontrar todo tipo de servicios de actividades lúdicas infantiles.

Para el que no tenga hijos o niños en la familia, el mundo de las actividades infantiles puede resultar algo ajeno, pero aunque no tengas hijos propios, siempre hay algún amigo con los suyos propios, o algún sobrino que acapare todas las atenciones. Puede resultar incluso apabullante o bochornoso, sobre todo para el que no esté acostumbrado, que te convoquen a una fiesta infantil rodeado de niños, fiesta en la que los adultos se concentran en grupitos mientras sus cachorros corretean y gritan a una distancia prudencial aunque considerable para poder hablar de cosas de adultos.

La verdad es que sobre el mundo de los acontecimientos sociales infantiles hay mucha tela que cortar, o mucho de lo que hablar, podemos estar más o menos en sintonía con el tema y puede agradarnos más o menos la idea de acudir a algún acontecimiento de este tipo, pero la realidad es que si te invitan a uno de ellos te ponen en un verdadero compromiso, dejarle entrever a un padre que no te interesa demasiado esa fiesta infantil porque no ves necesario tanta actividad social para un niño, y mucho menos, mezclar a adultos que nada tienen que ver los unos con los otros, alrededor de un montón de niños que van a la misma clase……sería peor que clavarle un puñal a muchos padres en el corazón, un sacrilegio vamos.

Hagas lo que hagas, no siempre es buena opción un parque de bolas

Lo que ocurre en muchos casos es que son los padres los que proyectan sus ilusiones y frustraciones en los niños, los que les meten la idea en la cabeza de que tienen que tener citas sociales en las que convertirse en el centro de atención, reuniones a las que invitar a todos los niños que conozcan, ya sea del cole, de la urbanización o hijos de los amigos de los papás para ya desde bien pequeñitos acudir a compromisos y comprometer a otros papás a hacer lo mismo con los suyos. Resulta que desde hace pocos años se ha extendido la moda de hacer celebraciones en parques de bolas por cualquier motivo, que no sabes qué hacer con los niños, al parque de bolas, que te aburres en casa y quieres ver a tu amiga, al parque de bolas con los niños, que llega el cumpleaños de mi hij@, lejos quedó atrás la celebración íntima y familiar con la tartita y con los abuelos, al parque de bolas con 20 niños y 40 adultos que nada tienen que ver los unos con los otros, tan solo que de manera más o menos cercada conocen al padre o a la madre del cumpleañero. Al final pasa lo que suele pasar en las reuniones en las que metes con calzador a gente que no se conoce y la verdad, poco interés tienen en conocerse (porque a cuanta más gente conozcas con niños más peligro corres de que te inviten a más acontecimientos infantiles), que la gente se mira de reojo como diciendo, qué hago yo aquí, cuánto es el tiempo prudencial y decoroso que debo esperar para poder irme…

No viene mal un animador infantil en ciertas ocasiones

Pero la verdad sea dicha es que las cosas se pueden hacer de muchas maneras y hay que reconocer que dejando aparte la falta  de criterio de muchos padres a la hora de poner en compromiso a muchas personas que no piensan que sus hijos sean los protagonistas de todo y para todos, sí que es cierto que en muchas ocasiones es bonito ver disfrutar a los niños, con sus primos y amiguitos de un día divertido. Todos tenemos siempre alguna fiesta a la que acudir con los niños de la familia, ya sea a una fiesta en el cole, cumpleaños, bodas, bautizos, comuniones, y viene genial poder contar con animadores infantiles que se encarguen del entretenimiento y divertimento de los peques de la familia, porque no solamente ellos lo pasan en grande, sino que además sabemos que los niños están controlados a la vez que lo pasan bien mientras que los adultos pueden relajarse y explayarse entre adultos.

Actividades para niños como la globoflexia, el pinta caras, gymkanas, música, baile, patinaje, castillos hinchables, cuentacuentos y talleres infantiles de distinta temática es la oferta de servicios que ofrece El Unicornio animación infantil en Badajoz para hacer felices a los niños en ese día tan especial. Desde luego no hay nada mejor que acudir a una fiesta para adultos y tener a los niños correteando felices y siendo controlados por profesionales y darles a los padres un descanso que les permita relajarse por unas horas y disfrutar también como niños con sus amigos sin preocupaciones.