El miedo al dentista

El miedo al dentista

Nuestra dentadura es importantísima para nuestra salud, algo que todavía parecen desconocer no solo muchos niños, también los mayores. La verdad es que todos tenemos miedo al dentista, muchas veces vamos y tampoco es para tanto, ya que cada vez inventan nuevas técnicas que te hacen más fácil pasar por la consulta.

El dentista sigue teniendo mala fama

El miedo o rechazo que produce es algo metido en el subconsciente de la sociedad. En la antigüedad y hasta prácticamente este siglo XXI hemos asistido a una campaña de pavor al dentista. Las maneras rudas con las que hace unas solas pocas décadas los dentistas trataban a los pacientes, no eran por ser malos profesionales, es que simplemente no contaban con otros materiales o tecnologías para hacer menos indolora la intervención.

Mi niño, no le culpo era de esos que tenían un pavor enorme a los dentistas. Al final hemos tenido que acudir con él al dentista porque tenía caries y no podía soportar el dolor de la infección que tenía.

Contactamos con clinicadentalolivares.es, donde nos recibieron e hicieron un examen del estado en el que se encontraba la dentadura y en particular la muela afectada. Nos recetaron una medicación para que se le pasara la infección y en unos días teníamos cita para arreglar los efectos de la caries.

Cuando echas la vista atrás y te acuerdas de las clínicas donde iba uno de pequeño, comparándolas con las de ahora, es como haber evolucionado siglos. Ahora todo es amabilidad y no como antes que parecía que iba uno al matadero.

Mi niño al final salió de la intervención con la boca dormidita, pero diciéndonos que no había sido tan grave al final ir al dentista. Ahora tiene un plan de revisiones para que los dientes no sufran, lo que evita que cuando se llegue sea tarde.

A todos nos da pereza en un principio, pero lo cierto es que al final no es para tanto, te dejan la dentadura bien y ganas en calidad de vida, que es lo que realmente merece la pena. Es increíble, por otra parte, la cantidad de clínicas que han surgido estos años.

La realidad de la sanidad pública, donde tardan demasiado en atenderte y la rapidez de estos servicios, aunque en algunas ocasiones sean caros, han animado a que los españolitos de a pie, se animen a acudir al dentista con muchísima más frecuencia que antes.

Siempre tenemos que tener en mente que las personas buscan tener ahora un buen servicio y poder paliar los dolores lógicos de este tipo de intervenciones que muchas veces se realizan, por lo que no dudan en acudir a una clínica que les pueda solucionar un problema que, como es el dental, cada vez que aparece lo notamos por desgracia.

Así que ya sabes, si quieres dejar de aguantar los dolores o necesitas dar un cambio a tu sonrisa, pásate por una clínica de confianza y déjate llevar por ellos. Afortunadamente, ir al dentista ya no es ese sacrificio que eran antes.

Deja una respuesta