Estimulación durante el primer mes

Desde el primer momento podemos estimular a nuestro bebé de manera auditiva, visual, táctil y motora, para asegurar así su desarrollo correcto.

En estos primeros días de su vida, el bebé solo come y duerme, por lo que habrás de aprovechar los momentos en que esté despierto e inactivo para:

① Hacerle mimos y besarlo (fomentarás el desarrollo afectivo).

② Acaricia sus manos y pies para que conozca los límites de su cuerpo.

③ Háblale en voz suave y cuéntale lo que ocurre o lo que vais a hacer.

④ Cántale canciones (el desarrollo del sentido musical es muy importante para su afectividad, su inteligencia y su creatividad).

⑤ Coloca juguetes móviles sobre el lugar donde duerme y ofrécele un sonajero.

⑥ Llévalo a pasear por distintos lugares, asegurándote de que no pierda nunca el contacto visual o táctil contigo. Tu hijo reconocerá espacios, colores y olores nuevos.

⑦ Las visitas que vengan a ver a tu bebé constituirán una estupenda oportunidad para que el recién nacido empiece a distinguir diferencias entre tonos de voz y estados de ánimo.

Deja un comentario