Cómo montar una lavandería de autoservicio

Cómo montar una lavandería de autoservicio

El montar un negocio de una lavandería de autoservicio se ha convertido es una idea de gran rentabilidad que se ha puesto de moda y que crece año tras año. Hasta hace pocos años, este tipo de negocio no se utilizaba, pero la globalización ha hecho que empiece a ser habitual ver este tipo de negocios en nuestro país.

Una forma de poder emprender mediante un negocio y de que se generen ingresos pasivos es montar una lavandería autoservicio, pues como nos expresan desde Lavatur, especialistas en este tipo de negocio, se pueden gestionar por sí mismas, ya que los clientes son los que se encargan de lavar su ropa.

Hablamos de que es un ingreso pasivo pues no es necesario personal, solo una persona que se encargue de abrir dicho local en la mañana y que pase a cerrarlo por la noche, pudiendo ser el mismo dueño del negocio.

Existen varias formas de crear este negocio, desde la clásica, la de mayor seguridad, aunque aumente el coste, que es por una franquicia de lavandería autoservicio debido a los beneficios que tiene.

Después puede hacerse de manera independiente, aunque en este caso es necesario tener una serie de contactos y conocimientos para obtener las lavadoras industriales, ponerse a hacer una serie de reformas, recabar los permisos y demás asesoramiento necesario para el negocio en cuestión.

¿Una lavandería? ¿En serio?

Vas a poder ver que no es tan caro como puede parecer, hay incluso alguna marca que dice que con 7 horas semanales para su gestión puede llegar a dar alrededor de unos treinta y cinco mil euros en su primer año.

Además del reducido coste y gestión, no debemos olvidar que hay una tendencia importante de utilización de autolavanderías. Algo que en USA es algo de lo más común y en los pisos que se dedican a ser alquilados, ya ni piensan en poner lavadoras en los pisos, pues así no se ocupa espacio, pues es mucho más rentable que se haga en una lavandería de autoservicio.

Aunque en nuestro país no parecen utilizarse demasiado, el número de personas interesadas en lavar la ropa en estos sitios no ha hecho más que crecer. Los usuarios más habituales son universitarios, amas de casa, turistas, jubilados o personas que no cuentan con tiempo para hacerlo en su domicilio.

Un ejemplo parecido lo tenemos en Italia, pues tiene una cultura similar a la española y creían que tampoco iban a tener éxito, pero el número de lavanderías sigue aumentando, lo mismo que en España.

Uno de los mayores beneficios que tiene el montaje de una lavandería de este tipo como negocio es que pueden estar abiertas todos los días del año, sin que se necesiten trabajadores, pues es posible instalar una cámara para el control del negocio y todo ello está casi todo informatizado.

Coste de montar una lavandería de autoservicio

Si se quiere montar una lavandería es necesario que se cumplan algunos requisitos, los cuáles van a tener un coste, dependiendo de una serie de factores. Primero hay que decidir si se quiere invertir en franquicia o queremos hacerlo por nuestra cuenta, pues es posible que cambien mucho los costes de la lavandería en cuestión.

Los precios pueden ir sobre los cuarenta mil a cincuenta mil euros. Todo depende de la ciudad en la que estemos, el tamaño que tenga el local o el número de lavadoras con las que queramos contar.

Algo positivo que tienen las franquicias es que, por lo general nos ayudan con una parte importante del proceso. La franquicia de lavandería autoservicio nos da un gran valor añadido, aunque es cierto que puede llegar a costar algo más que si lo hacemos por nuestra cuenta y riesgo, sí que merece la pena por el gran soporte que le dan al emprendedor.

Si queremos hacerlo por cuenta propia, serán necesarias una serie de cosas:

Asesoramiento

Los consiguientes papeleos, desde requisitos, permisos, la cuota de autónomos y demás factores legales. De igual forma, también estudios de mercado, de viabilidad y de marketing.

Proyecto

Se debe distribuir la maquinaria en un determinado espacio y la instalación del local. Todo esto y la puesta en marcha de proyecto y reforma va a costar dinero.

Maquinas

Se tiene que tener una serie de lavadoras de carácter industrial, siendo algunas de tamaño importante, pues hay clientes que optan por acudir a lavar prendas que las lavadoras de hogar no pueden hacerlo. De igual manera son necesarias secadoras o dispensadores de detergente.

¿Animado con la posibilidad de montar este negocio? Ahora seguro que te explicas el gran número de lavanderías que están surgiendo, ¿no?