Cuidado de la boca en el recién nacido

El cuidado de la boca en el recién nacido es importante, como nos confirman los profesionales en salud dental de clinicarecaver.es expertos en odontopediatría e implantes dentales en Valladolid, pues es de las acciones que se pueden llevar a cabo de mayor importancia para el pequeño. Siempre hay que tener en cuenta que hay muchos progenitores que creen de forma errónea que hasta que no llegan los primeros dientes no hay que atender más a la salud dental de los niños. El caso es que de cara al futuro es vital tener bien controlado el estado de su boca.

La higiene bucal en los recién nacidos es vital

De cara al cuidado de la boca de los bebés se usan una serie de técnicas bastante sencilla que lo que hacen es evitar que se forme la clásica placa dental. Cuando no se hacen las clásicas limpiezas a diario, la acumulación de la placa puede hacer que se produzca más aliento en el bebé, así como diferentes infecciones y demás problemas a nivel dental de cara al futuro.

Pensemos que si examinamos la dieta que suelen tener los bebés está compuesta principalmente de leche materna, con la cuál ese impregna las encías y la lengua. Todo ello lo que hace es provocar que aparezca un tipo de nata blanca que se debe de ir retirando de la propia boca del bebé, ya que puede llegar a generar un sabor malo u olores no muy agradables en el pequeño.

En el primer año de vida

Es de gran importancia que se haga una higiene buena después de que se produzca la lactancia, para poder evitar así que aparezca la caries e infancia temprana.

Durante el primer año de vida del pequeño, van a ir apareciendo los primeros dientes denominados de leche. En esta etapa es necesario que los padres la vigilen, de cara a que el pequeño pueda adoptar malos hábitos, caso de la succión digital, además del bruxismo o rechinar de los dientes, así como otras costumbres no deseables.

En el campo de la odontopediatría creen que la limpieza se puede hacer cuando el bebé cuenta ya con tres meses, o antes en el caso de que se quiera. No olvidemos que además de la propia higiene bucal, se va a ir asentando en los más pequeños la costumbre de realizar la limpieza de la boca y, con todo esto, el hábito del cepillado de cara al futuro.

Cuidados precisos de la boca en los recién nacidos

Vamos con ello:

Dedo cepillo

De las técnicas que más se recomiendan en el caso de la limpieza y cuidado bucal del bebé es el denominado dedo cepillo, que básicamente consiste en tomar un trozo de gasa, hervirla y dejar que se enfríe, después se procede a envolver el dedo índice con la gasa y se tiene que pasar por las encías del pequeño, además de también por su paladar y lengua, de tal forma que se retiren los restos de la dieta que puedan quedarse acumulados.

Este proceso permite limpiar las mucosa de la boca del bebé, así como los carrillos de las encías y la lengua, la cual lo que hace es absorber toda clase de sustancias que pueden pasar por la misma.

En este sentido, es bueno que se realice la limpieza básica al menos un par de veces al día. Una técnica que se tiene que realizar después de que tome cada alimento y antes de irse a dormir por la noche. Los movimientos de limpieza tiene que ser de suavidad y en círculos.

Otras de las opciones, además de utilizar gasa humedecida, pasan por usar un cepillo pequeño para dientes, que sea de los fabricados en especial para bebés o un dedo realizado en silicona.

Evitar el contacto con la saliva

Otra de las recomendaciones que se suelen hacer para contar con una buena salud bucal y del pequeño, es evitar siempre que se puedan los besos, en especial de la saliva con la boca del bebé. Es fundamental no olvidar que los bebés son bastante delicados y cualquier clase de virus o bacteria puede hacer que enfermen con mucha velocidad.

Otra serie de recomendaciones

Si seguimos con los consejos para el cuidado bucal en los primeros meses de vida del bebé no debemos olvidarnos de que hay que evitar que se soplen los alimentos, ya que se pueden introducir virus en la comida del pequeño.

Los cuidados en la boca del bebé son bastante fáciles. Es de gran importancia que los padres pasen a dedicar una serie de minutos diarios a realizar la limpieza que corresponda y de esta forma se eviten los problemas en un futuro del pequeño.

El cuidado de las encías es necesario hacerlo desde un principio

Desde que nace es posible hacer que el niño tenga unas encías sanas cuando se le limpia la boca con una toalla húmeda después de comer.

En el caso de que tu pequeño tenga las encías rojas y le duelan cuando empiecen a salirle los dientes, algo que sucede a los 4 meses, es posible aliviar ese dolor de manera segura con un anillo de dentición que esté limpio y frío o mediante un paño frío.

Cepillado de los dientes en cuanto vayan a salir

Una vez salga el primer diente, es necesario comenzar a cepillarlo hay que usar cerdas suaves y una cantidad de pasta de dientes que deberá ser del tamaño de una grano de arroz. Como el niño todavía no puede escupir solo tienes que limpiarle la pasta de dientes con una toalla después de que se produzca el cepillado.

Deberás observar cualquier modificación que se produzca

Desde que nazca debes conocer el aspecto que tienen las encías del pequeño, y también con los dientes en cuanto salgan. En cuanto notes cambios o decoloración en la boca del niño , debes comunicarlo a los profesionales.

Comienza las visitas al dentista a una edad lo más temprana posible

El niño puede comenzar las visitas al profesional de la salud dental incluso antes de que le vayan a salir los dientes. Cuando ya tenga un año o le aparezca el primer diente, ya podrás programar una visita.

Notas mas visitadas