Reconstrucción tras el embarazo

La mayor parte de las mujeres desea estar siempre guapa y verse bella en todo momento. Se trata de un deseo normal que suelen tener también los hombres, pero es cierto que ellas lo tienen algo más difícil. ¿Por qué? Pues porque el cuerpo de la mujer es el que está preparado biológicamente para llevar un feto en su interior y formarlo hasta que lo trae al mundo a través del parto. Una vez ha nacido el hijo, este sigue tirando del cuerpo de la madre para, por ejemplo, llevar a cabo su alimentación si es amamantado.

Es por esto que el cuerpo de la mujer sufre más que el del hombre y tiene más dificultades para verse bien. Durante el primer embarazo, las mujeres pueden aprovechar de su juventud y de su fuerza para recuperarse con totalidad y volver a sentirse a gusto con sus curvas, aunque es cierto que a partir de la segunda gestación resulta más complicado volver a la forma anterior. Desde una posible bajada del pecho hasta que sucumbe a la fuerza de la gravedad, hasta una difícil pérdida de peso o caída del abdomen… Son muchos los efectos de los embarazos que se pueden observar en el cuerpo de la mujer.

Una de las opciones para evitar que esto nos ocurra es cuidar al máximo nuestra alimentación con un médico o un nutricionista que nos guíe, o también hacer deporte para fortalecer la musculatura y ayudar a la pérdida de peso. Pero no siempre esto es suficiente y necesitamos de otro tipo de recursos para poder volver a la figura inicial. El cirujano Marco Vricella puede ayudarnos a reconstruir el cuerpo que ha perdido la forma deseada.

No obstante, la mayoría de estar intervenciones, aunque no son complicadas, no dejan de ser operaciones médicas, por lo que es aconsejable ponerse en manos del mejor cirujano plástico de España.

El abdomen es una de las partes de la mujer que más sufre cambios debido a la gestación. La pared abdominal sufre una distensión que conlleva cambios en la musculatura del cuerpo femenino, de tal forma que pierde cintura. Asimismo, la piel también se ve afectada, ya que el embarazo provoca flacidez en la misma.

Para proceder al rejuvenecimiento del abdomen existen intervenciones que ayudan a tensarlo y a aplanarlo. Además, se puede tratar también la flacidez de la piel entre el ombligo y el pubis. La recuperación ronda la semana de tiempo, aunque depende de lo que indique el médico, ya que muchas mujeres suelen necesitar también una pequeña liposucción para optimizar los resultados.Por lo tanto, ninguna intervención es igual para definir un tiempo de recuperación. Durante unas semanas, la mujer no podrá hacer deporte, aunque sí volver a su actividad cotidiana sin problemas. Las estrías que se producen en algunos embarazos pueden ser eliminadas también durante la operación de cirugía estética.

Para proceder a la intervención, que dejará una pequeña marca en la zona baja del abdomen, que con el tiempo pasará desapercibida, es importante que la mujer acuda a su médico para que este le indique los plazos que debe esperar. Como decíamos, el abdomen es una zona muy afectada por los embarazos, por lo que no se puede hacer la operación de forma rápida, sino que será necesario esperar unos meses a que el útero vuelva a recuperar su estado originario.

Por un lado, la intervención en las mamas es sencilla y apenas deja cicatrices. Se trata de que estas recuperen su posición natural, ya que durante el embarazo tiene lugar una distensión cutánea debido al aumento de tamaño de los pechos por la gestación y la lactancia. Una vez terminado este proceso, se puede acudir al médico y que nos examinen para indicarnos cuándo podemos operarnos. Y es que, tras esta situación, la mujer nota una mayor flacidez y un menor volumen. Todo esto puede ser recuperado a través de la intervención. Un lifting mamario podría ser la solución adecuada para mejorar la forma del pecho y darle el volumen deseado por la paciente. En unos días la mujer puede volver a su actividad cotidiana sin limitaciones, excepto la del ejercicio, que deberá esperar unas semanas hasta poder empezar a practicarlos.

Los muslos suelen ser otra de las partes del cuerpo que preocupa a la mujer tras el embarazado. Debido a la retención de líquidos y al aumento de peso, las mujeres suelen acumular grasa en esta zona. Un lifting común podría ser la solución para aquellas que no consiguen reducir volumen con deporte o haciendo dieta.

Pero como apuntábamos antes, es clave para que el cuerpo quede bien después del embarazo que acudamos al mejor cirujano de España y no nos pongamos en manos de cualquiera.

Notas mas visitadas