Beneficios de que los abuelos y nietos compartan tiempo

Uno de los comportamientos que más se fomenta entre las personas mayores es el de la autonomía, pues las personas mayores saben valerse muchas veces por si solos y no es para nada positivo que se les tenga controlados, como se ha hecho durante mucho tiempo, al igual que a los bebés.

Tener un bebé marca mucho, tanto para madres como padres, y uno de los pensamientos que más surge en nuestra cabeza, es que qué pasaría si no tuviéramos pleno control sobre nuestro bebé. Este pensamiento surge del instinto paternal y maternal, pero que hay quitarse de nuestra cabeza, pues al igual que con las personas mayores, no favorece a la autonomía de los bebés.

Como vemos, en el artículo de hoy vamos a hablar de la imprescindible relación entre abuelos y bebés, ya que genera grandes beneficios para padres, abuelos y bebés, tal y como veremos más adelante. Pero antes, es necesario hablar un poco más de los abuelos para ponernos en contexto.

Nuestros padres, abuelos de nuestros hijos, son las personas que siempre están a nuestro lado en la vida, y en gran cantidad de ocasiones son aquellos que cuidan a los niños, debido al estresante nivel de vida que llevamos en la sociedad actual. La idea de mantener a los padres en casa es poco común hoy en día, al igual que la de ingresar en una residencia de mayores.

A día de hoy existen soluciones intermedias que generan gran satisfacción para todos, y hablamos de los apartamentos tutelados. Para muchos hijos, dejar a los padres en una residencia cuando no pueden cuidar de ellos por completo puede ser una situación bastante delicada y emocional. Y tenerlos en casa puede ser aún más complicado, ya sea por problemas de espacio, o por independencia de ambas partes. Y por eso los apartamentos tutelados son tan buena solución.

Los apartamentos tutelados son espacios independientes totalmente adaptados a las necesidades de las personas mayores en los que pueden hacer una vida autónoma, pero teniendo a mano todos los servicios médicos y asistenciales que necesitan, para tener un cuidado adecuado.

En este tipo de apartamentos se permiten visitas, por lo que no hay que preocuparse porque los abuelos se queden con los bebés.

Ahora bien, también es posible que queramos que los abuelos vivan con nosotros, en casa, algo que siempre es fantástico, tanto para los peques como para los abuelos porque el beneficio suele ser mutuo. En este caso, es muy habitual que las necesidades especiales de las personas mayores sean una barrera pero, hoy por hoy, podemos solucionar estos problemas con mayor facilidad que antes. Los profesionales de Total Acces, aseguran que son cada vez más las familias que buscan su ayuda para hacer accesible sus hogares, y es que hoy por hoy las escaleras suelen ser el mayor problema de las personas mayores.

Beneficios

Lo más importante del artículo de hoy es hablar sobre los beneficios que genera el contacto entre abuelos y bebés. Y en primer lugar, tenemos el equilibrio emocional, pues si un nieto mantiene una relación con los abuelos se beneficia de un fuerte vínculo emocional con ellos, algo importante para sentirse amado por muchas personas. Los abuelos pueden ser un apoyo emocional durante todo su crecimiento, por lo que no hay que separarlos.

En segundo lugar, la relación con los abuelos es en casi la totalidad de las ocasiones positiva tanto en valores como comportamientos. Esto lo genera una asociación positiva, una frecuencia en el contacto y una realización de actividades de acompañamiento.

En tercer lugar, los bebés se divierten con los abuelos, ya que estos han criado a uno o varios hijos, y saben todo lo necesario para que los niños no se aburran. Los abuelos sacan a la luz la cara más lúdica y divertida con los nietos, ya que por obligaciones laborales puede que no lo hayan podido hacer con los hijos. Actividades como llevar a los nietos al parque, a ver una película infantil, a actividades musicales o artísticas, son grandes puntos de unión.

Y en cuarto lugar, encontramos uno de los puntos más importantes, y es que los abuelos son un ejemplo a seguir. Los abuelos suelen ofrecer a sus nietos un modelo a seguir a lo largo de la vida, ya que dan testimonio de su experiencia en una vida de trabajo y de apoyo a la familia.

Pero aún hay más, y es que para los abuelos:

Los conectan con el presente y el futuro

Así como los abuelos funcionan como transmisores de la historia y del legado cultural y familiar, los nietos ayudan a que los abuelos no pierdan conexión con la actualidad. Los niños también pueden ser excelentes maestros (por ejemplo, si se trata de mostrarles las nuevas tecnologías). Y los abuelos que están en contacto con los jóvenes están más abiertos a las nuevas ideas.

Los alejan de la depresión

Existen estudios psicológicos y sociológicos que relacionan un vínculo estrecho con los nietos con menores índices de depresión en la vejez. Sin embargo, los beneficios no son directamente proporcionales al tiempo que pasan cuidando a los niños: parece ser que es más saludable cuidar o visitar a los nietos una vez por semana que ser un abuelo canguro a tiempo completo, actividad que puede hacerlos sentirse sobrepasados y exhaustos.

Los mantienen jóvenes

Diversos estudios relacionan el trato estrecho con los nietos con menores índices de senilidad y de deterioro de la memoria. Lo confirma la experiencia: los abuelos mantienen una mente más joven que los ancianos sin nietos. Así que pasar el tiempo con los niños también ayuda a cuidar la salud.

Representan una segunda oportunidad

Muchos abuelos viven la relación con sus nietos como una nueva oportunidad, ya que en el trato con ellos están a tiempo de hacer las cosas diferente de cómo lo hicieron con sus hijos. Los abuelos obtienen todos los beneficios de estar con los niños (juegos, cariño, diversión) sin la presión de ser quienes los eduquen y que les pongan los límites. Los padres a veces protestamos y decimos que los abuelos malcrían pero… ¡esa es precisamente su función!

Articulos mas visitados

Notas relacionadas