Mi fiesta sorpresa

Mi fiesta sorpresa

La semana pasada fue mi cumpleaños y mi marido e hija organizaron una fiesta maravillosa para sorprenderme. Ya le he dicho que han sentado precedente y que a partir de ahora quiero una como esa cada año así que a ver qué se les ocurre. Mis amigas, compinchadas, me llevaron a tomar algo mientras ellos,  y mi madre, montaban la decoración en casa. Todo de Disney, me encanta. Compraron todo en Megumi Fiestas, una tienda online con buenos precios que yo les presenté hace un par de años cuando fue el cumpleaños de mi hija, la pequeña, así que el mérito del hallazgo es mío en realidad.

Decoraron todo el salón con motivos de Disney de diferentes películas y dibujos. Había cosas de Mickey, de Minnie, de Campanilla, de Frozen que está tan de moda, ¡y de las princesas! Que me encantan. Puede que suene infantil pero a mis 35 años soy una fan incondicional de la productora y me da igual lo que opinen los demás porque mi infancia fue Mikey Mouse y siempre será uno de mis recuerdos preferidos.

Que te traten así te hace sentirte querida. Y no lo digo como madre, eso sería una chorrada, sino como persona. A cualquiera le gusta que le hagan esto y aquellos que dicen que odian las fiestas sorpresas yo creo que lo dicen porque nunca nadie les ha montado una. Y está claro que la organización puede hacerla cualquiera que tenga ganas, desde una amiga hasta un hermano o un compañero de trabajo pero la realidad es que es la familia la que suele tomarse más molestias.

Hay muchísimas formas de montar tu fiesta sorpresa perfecta pero yo os recomiendo que penséis en lo que le gusta realmente a esa persona y no en lo que lo os gustaría a vosotros que es un error muy común. Podéis seguir estos consejos que he rescatado de Internet.

  1. Elije una fecha anterior al evento real porque si la organizas el mismo día difícilmente causará una gran sorpresa, se lo esperará, y si la haces a posteriori puedes encontrarte con que no le haga mucha gracia al homenajeado.
  2. Puedes elegir una temática para la fiesta o no, eso depende de los gustos de cada uno, pero si eliges una temática ponlo fácil y no le pidas a los invitados que vayan de Star Wars, por ejemplo porque tu novio sea fan de la saga. Piensa en cosas como en ir todos de blanco, o de superhéroes o cosas así.
  3. Escoge bien a los invitados y no llames a todo el mundo para tener una fiesta grande, piensa sólo en las personas que realmente le importan a él o ella.
  4. Pide que te ayuden, no pretendas hacerlo todo tu sola y abarcar todo porque no podrás, es mejor que alguien te eche una mano aunque tengas que ceder en algunas cosas.
  5. Hazlo todo con tiempo, no te esperes a última hora porque si algo puede salir mal, saldrá mal. Siempre es igual.
  6. Confirma la asistencia de los invitados no vaya a ser que a alguien se le olvide el día o haya cambiado de opinión.
  7. Y por supuesto, asegúrate de que todos entienden las sorpresa no vaya a ser que alguien meta la pata antes de hora y ¿sorprende al homenajeado!!!!

Deja una respuesta