Cómo elegir residencia de ancianos

Cómo elegir residencia de ancianos

¿Cómo elegir residencia de ancianos? Una pregunta que todos los años se hacen miles de familias en nuestro país. En este artículo queremos echar una mano cuando se trate de elegir una residencia para la tercera edad.

¿Es una residencia la alternativa mejor?

Antes

Lo primero que hay que hacer antes de tomar la decisión del ingreso de una persona anciana en una residencia es pensar bien si es la opción más adecuada a las necesidades que tienen. Hay que pensar en el estado físico y mental, así como en el entorno social y familiar, además de si en el hogar donde se encuentra se pude responder a las necesidades para atenderle bien.

Hay una serie de alternativas que deben ser valoradas para ver si esa persona puede quedarse en su propi o domicilio, tales como la ayuda en los domicilios, comida a domicilio, u otras alternativas como la teleasistencia.

Nuestra recomendación es acudir a un profesional de los servicios sociales para así poder asesorarse sobre la opción más adecuada, además de para saber si se puede tener acceso a un servicio público o recibir algún tipo de ayuda dependiendo de la situación personal o económica.

Buscar residencia

Para comenzar la búsqueda es útil solicitar asesoramiento en los servicios sociales de tu localidad, y pedir una lista de residencias que tengan plazas concertadas en el sitio que quiera centrarse la búsqueda en cuestión.

Por lo general en los centros con plazas concertadas deberán tener una acreditación en concreto.

Hablamos de una residencia que de verdad sea de calidad, por no hablar de que deberá cumplir la normativa vigente.  También adquiere importancia preguntar en los entornos sociales si hay personas que conozcan el sector.

No recomendamos la búsqueda de residencia solo en Internet. Hablamos de un medio que puede tener utilidad para adquirir servicios o productos, pero no para el asesoramiento sobre la residencia que sea más aconsejable, puesto que hay algunos portales que siempre aconsejan los mismos centros, los cuales son los que pagan más por obtener una puntuación alta.

Visita

Nunca debemos optar por una residencia sin que se visite antes todas las seleccionadas. Fundamental que el centro esté dispuesto a mostrarnos sus instalaciones y explicarnos los servicios fácilmente.

Es un horario respetuoso, se puede realizar una visita a un centro sin que se tenga que haber concertado.

De tal forma que nos enseñen las instalaciones y nos den toda la información sobre el servicio que se preste, reflejando una gran disposición y seguridad.

Importante que sean transparentes

Cuando se entra en una residencia, como nos recomiendan desde residenciaslacort.com en base a su experiencia, lo importante es fijarnos en la forma en que se trabaja, poniendo todos nuestros sentidos en ello. Esta es la clave del éxito en la sección. Hay que pensar en que si huele a sucio, ello indicará dejadez, algo que si además se mezcla con un mobiliario deteriorado no ayudará a la mejor de las impresiones. Esto lo que significará es que el servicio no debe ser muy bueno.

Igualmente se necesita transparencia en las explicaciones del servicio que se da y en las instalaciones. Nos deben mostrar donde dormirá la persona y el lugar donde se hace la comida o los menús que están a disposición de los usuarios.

Servicios

Hay que saber también los servicios con los que cuenta el centro en cuestión. Hay muchos centros que tienen unos servicios que no son de ellos, como los que dicen que tienen servicio de enfermería o de médico.  Es bueno que los servicios que se den sean propios, por lo que ello va a implicar que trabajarán por los usuarios de manera individualizada.

De igual forma también es importante que tengan servicios y qué días se dedican. Existen muchos centros que lo que hacen es ofertar servicios  que se proporcionan tres horas a la semana, sin la dedicación necesaria y diaria a los usuarios.

Autonomía personal

Uno de los aspectos más importantes cuando se está eligiendo residencia es la comprobación de que en ella quieren conservar siempre que sea posible la autonomía personal de los usuarios, para ello deben tener un proyecto. Así como unos procesos que se ejecutarán por profesionales técnicos y debidamente competentes. Por todo ello se va a necesitar un servicio de fisioterapia de calidad, así de terapia ocupaciones, que no solo oferte actividades de grupo, también atención individualizada a cada uno de sus usuarios.

Desde aquí deseamos que esto sea de gran ayuda para que la elección sea siempre la mejor y así el familiar de la tercera edad se sienta lo mejor posible en su nuevo hogar.