¿Se puede conducir durante el Embarazo?

Es normal tener dudas de cómo debemos viajar cuando estamos embarazadas, hay quienes piensan que directamente no debemos viajar cuando estamos embarazadas, sin embargo, esto no es del todo así.

Por ello, no está de más recordar dónde y cómo se recomienda viajar cuando estamos embarazadas.

En un principio, salvo en embarazos de riesgo, sí que se puede viajar, pero hay ciertas pautas importantes a tener en cuenta antes de ponerse en ruta. Debemos de ser muy conscientes del estado en el que nos encontramos ya que no todos los embarazos se llevan igual, cada futura madre es un mundo, y esto es importante que no lo olvidemos.

Debemos de hacer un concienciudo balance de pros y contras, así como mantener informado a nuestro médico, en todos los viajes que vayamos a realizar, y escuchar los consejos y pautas, y si estás bajo algún tipo de tratamiento.

Otro consejo es el de estudiar la zona a la que vamos a ir, tanto el alojamiento como los centros más cercanos. Apuntar el contacto y dirección de todas las infraestructuras médicas que se encuentren cercanas al distrito de tu destino.

Es cierto que, a partir del séptimo mes lo más recomendable es no elegir un destino muy alejado y las 6 semanas antes de salir de cuentas lo mejor es no alejarse mucho, al menos, no más de dos horas de viaje del lugar de parto, y priorizar destinos en los que no tengas que exponerte mucho al sol.

La mayoría de las futuras madres sufren calor, lo que acentúa el fenómeno de transpiración y favorece la dilatación de los vasos sanguíneos, además de sufrir de los problemas más comunes en embarazadas, como son piernas pesadas, así como el aumento del riesgo de la aparición de estrías, para lo que lo mejor es una exhaustiva hidratación con aceites como el aceite de argán o la rosa de mosqueta.

Lo mejor es priorizar entre nuestros destinos los lugares con mar, y es que la natación es uno deporte ideal para una mujer embarazada, así como caminar.

Cómo ir en Coche si estamos Embarazadas

Recuerdo con cierta gracia, cómo algunas amigas, desde su ignorancia me decían que no podía ir en coche. Esto no es del todo cierto, no hay problema si deseas ir en coche durante las primeras etapas del embarazo. Ahora bien, si viajas puedes conducir si lo deseas, pero cuando no conduzcas es mejor sentarse en la parte trasera y ponerse el cinturón de seguridad por debajo del vientre.

En cualquier caso, estar sentada durante mucho tiempo, al estar embarazada es muy agotador por lo que es aconsejable ir haciendo paradas cada dos horas.

No está más recordar lo importante que es una continua hidratación y más si estamos pasando los meses del verano en los que hace más calor. En caso de estar viajando en avión o en tren, por ejemplo, se aconseja beber una media de 1 litro de agua cada cinco horas de vuelo.

El avión, por otra parte, es el medio de transporte menos brusco y más cómodo, pero, partir de los siete meses de gestación no se aconseja hacer un viaje largo y debemos de llevar siempre un certificado médico con la fecha teórica del parto.

Fue teniendo en cuenta todas estas cuestiones que, junto con mi pareja, tomamos la decisión de pasar una semana en Sevilla en el mes de septiembre.

Lo cierto es que el viaje nos sentó estupendamente, por entonces, estaba de poco más de cinco meses y no tuve ningún problema, quizás alguna pequeña molestia, pero nada relevante.

También es cierto que buscamos todas las comodidades posibles, entre ellas nos alejamos en un Hotel de lujo como es el Mercer Sevilla, y eso que no solemos optar por hoteles de tanta calidad, pero en este caso sabíamos que queríamos garantizarnos una estancia en la que todo resultara agradable.

Para mí, el hecho de poder tomarme un respiro e irme de vacaciones fue importante, si bien, cada embarazo es un mundo y debemos de ser muy conscientes de ello y valorar también nuestra situación personal a la hora de tomar una decisión sobre el destino, también dependiendo del momento del embarazo en el que nos encontremos.

Articulos mas visitados

Notas relacionadas