Qué necesitas para preparar la habitación de tu hijo

Qué necesitas para preparar la habitación de tu hijo

Cuando una pareja está esperando un bebé ese tiempo de embarazo es muy intenso, no solo por las molestias que sufre la madre y la felicidad que se instaura en el entorno de la nueva familia, sino también por la cantidad de cosas que hay que dejar bien cerradas y preparadas antes de que el bebé nos consuma todo el tiempo y apenas nos queden ratos libres para poder dedicarnos a comprar las cosas relacionadas con el mobiliario que necesitamos. A modo de lista que os podéis imprimir para ir tachando todo aquello que vayáis adquiriendo, vamos a contaros qué os la básico con lo que os tenéis que hacer para estar preparados de cara a la nueva situación. Si podéis, os aconsejamos que os hagáis con todo lo posible que podáis heredar de vuestros amigos o familiares, sino, os recomendamos también una de las tiendas donde comprar muebles online de la mejor calidad, Dismobel. En esta tienda de muebles online tenéis todo lo necesario para equipar la habitación.

  • Lo primero que nos hace falta es un lugar para que el bebé duerma a gusto. Lo mejor es tener una cuna para cuando tenga ya unos meses y se acueste en su cama, y una minicuna o cuco para la habitación de los padres si la grande no cabe a un lado. No paséis por alto que las cunas no tienen nada más que la estructura, así que debéis comprar también el colchón y la ropa de cama aparte. Es conveniente que tengáis varios juegos de sábanas, ya que los bebés suelen manchar mucho, bien porque se baban o se les escapa la caquita del pañal o incluso cuando tengan náuseas. Para el invierno necesitaréis también una mantita. Asimismo, a la cuna podéis añadirle un carrusel con muñecos y música para que el bebé se duerma tranquilo. Lo hay incluso con proyector de luces para el techo y hasta con la modalidad de grabar la voz de los padres para que el niño se sienta más a gusto.
  • Para las mamás que quieran dar pecho al bebé podemos encontrar butacas muy cómodas que incluso tienen la función de mecedoras para que el niño se duerma después de comer más fácilmente. En algunas tiendas nos permiten, además, tapizarlas a juego con los colores del resto de la habitación.
  • El cambiador es otro de los elementos clave de la habitación y lo usaremos mucho al principio. Os recomendamos desde aquí que busquéis uno que se adapte a vuestra estatura para evitar lesiones en la espalda al doblaros demasiado o hacer esfuerzos.
  • Una cómoda es perfecta para colocar la ropa del niño durante sus primeros años, donde apenas tiene prendas que necesiten colgarse con perchas. Incluso podemos usar la cómoda con un cojín para ser un cambiador y ahorrarnos espacio.

    muebles

    Dos bonitas composiciones de dormitorios juveniles de Dismobel.

  • Para guardar los juguetes del pequeño, una de las maneras más cómodas es comprar un baúl a juego con el mobiliario de la habitación. Ahí no necesitaremos orden ninguno, bastará con echar todos los trastos a la caja y echar la tapa para tener sensación de orden y pulcritud. Si con los años nuestro pequeño se hace ordenado, podemos cambiarlo por una estantería que con los años reciclará para poder sus libros de la escuela o sus discos de música.
  • Si queremos dejar ya muchos cabos atados, y en relación a lo que acabamos de decir de la escuela, podemos comprar ya un escritorio. Es importante que este sea amplio, ya que pasará muchas horas en él en el futuro y además es posible que acabe haciendo los deberes con libros y también con el ordenador, así que el tamaño ha de ser el adecuado. No nos olvidemos de mirar con lupa el tipo de silla que incorporaremos al escritorio, ya que a lo largo del tiempo puede ayudar a evitar lesiones en la espalda por malas posturas.
  • Si no tenemos armarios empotrados en la casa, podemos dejar a adquirido uno grande para que de mayor el niño ordene su ropa y se mantenga bien planchada. Las puertas correderas nos ayudarán a economizar el espacio de la habitación.

Deja un comentario