Prepara su habitación

Estás esperando un bebé y necesitas preparar su habitación para que todo esté perfecto en el momento de su llegada. Para ello debes seguir unas pequeñas pautas para asegurarte de que no te olvidas de nada. Desde este artículo vamos a ayudarte a que tengas todo a punto.

Lo primero de todo será definir el espacio que tienes y colocar lo indispensable. Los muebles son básicos. Puedes encargar el diseño de un armario empotrado a medida para guardar todas las cosas del bebé a Sidon Armarios. Piensa que una vez que nazca el bebé te encontrarás con un montón de regalos para recién nacido y tendrás que hacer sitio para todos ellos.

La iluminación de la estancia es también una cuestión fundamental dentro de la adecuación del cuarto, por lo que es conveniente que aproveches las nuevas tecnologías para comprar lámparas online en tiendas de iluminación e interiorismo como decoracionylamparas.com. Puedes aprovechar el tiempo libre que tengas durante el periodo de gestación para poder navegar tranquilamente en la red y buscar la que más te guste. Desde aquí te recomendamos aquellas en las que puedes regular la intensidad de la luz, ya que así podrás crear diferentes ambientes dentro de la misma estancia sin tener que recurrir a más de un punto de luz o a comprar diferentes lámparas. Por ejemplo, con una intensidad baja podrás leer cuentos a tu bebé, dejar que se relaje a la hora de dormir o de echarse la siesta, incluso podrás ponerle música para que esté tranquilo. Con una intensidad mayor tendrás la luz adecuada para cuando desee jugar o esté en un modo mucho más activo.

Para estimular su imaginación y su creatividad, puedes continuar la decoración de la habitación del bebé con cuadros infantiles personalizados como los que elaboran en Control P Digital. De hecho, existe una gran variedad de artículos personalizados para bebés con los que poder dar un toque especial a su cuarto.

Además de la decoración, necesitas otros elementos básicos para su cuidado durante los primeros años de vida del pequeño. Lo más básico será que tengas una buena cuna o un capazo cómodo para que duerma a gusto. Otro de los muebles importantes es el cambiador para poder vestirlo y arreglarlo. Intenta hacerte con algún modelo que tenga también una cajonera para que puedas guardar los pañales, toallitas y cremas que necesite el bebé, así estarás ahorrando espacio comprando un mueble más que obligatorio.

Asimismo, precisarás de una silla para poder darle de comer y auparlo. La bañera también es otro de los elementos que vas a necesitas en cuanto el ombligo del bebé haya cicatrizado y puedas empezar a bañarlo.

Si tienes un buen espacio, estaría bien que pudieses comprarle un parque para que comience a jugar ya desde pequeño sin miedo a que se haga daño o toque algo que pueda ser un peligro para él. Si ya hablamos de que el espacio te sobra, por tu comodidad, puedes hacerte también con un sofá para los momentos de la lactancia.

Por último, no debemos olvidarnos de que al igual que hay cosas básicas dentro de la habitación del bebé, hay otras que debemos tratar de evitar a toda costa, como son aquella que acumulen suciedad o polvo y puedan poner en riesgo a nuestro pequeño. Un ejemplo de este tipo de artículos son las alfombras o los tan socorridos peluches que nos regalarán cuando nazca el pequeño.

Notas mas visitadas