La comida de los niños fuera de casa

La comida de los niños fuera de casa

family-eating-at-the-table-619142_640

Me hace mucha gracia cuando vas a comer por ahí o quedas con alguien a cenar y te dice eso de: “del niño/a no te preocupes, le hacemos lo que sea” o “le pedimos lo que sea”. A veces me entran ganas de preguntarle si es que por ser más pequeños no tienen el mismo derecho que los demás a comer bien pero claro, me callo por prudencia y porque no tengo ganas de iniciar una discusión. Yo a mi hijo le compro lo mejor y le encanta la comida de Selektos así que no me duele gastarme un poco más de dinero comprándole alguna cosa concreta que prefiere de una tienda de tan buena calidad y productos gourmet porque merece la pena, porque sé que lo que come es beneficioso para salud.

Tampoco se trata de que le demos al niño todos los caprichos porque sería ridículo, o de que nos arruinemos si nos sale sibarita, pero si tengo dinero para irme yo a cenar a un sitio lujoso también lo tengo para él y si no pues, no vamos ninguno de los dos, así de simple. ¿Significa eso que no pueda irme a cenar con mi pareja y dejarle el niño a mi madre por ejemplo? Pue son, tampoco significa eso. Lo que quiero decir simplemente es que no me vale eso de “vamos a pedirle lo que sea al niño” porque él también tiene gustos y derechos y una cosa es que no venga porque decida salir ese día sin el peque de la casa y otra cosa bien distinta es comprarle lo que sea para que coma mientras yo me meto un buen entrecot entre pecho y espalda. No lo veo bien ni lo veré bien en la vida.

De todas maneras está claro que esto depende mucho del niño en cuestión porque si yo sé que mi hijo es un caprichoso que luego no se come la comida pues puede que me engañe una vez pero a la segunda le pongo el plato de sombrero si me hace pedirle algo que no le gusta. Mi hijo es que come muy bien, le gusta casi todo, incluyendo las verduras lo que es una suerte porque no tengo que pelear con él. Sin embargo lo de mi sobrino ya es otra cosa. Yo le he dicho a mi cuñada que intente seguir los consejos de Supernanny.

Deja un comentario