La alimentación durante el embarazo

La alimentación durante el embarazo

La alimentación durante el embarazo es muy importante, pero tampoco hay que volverse loca, que a veces exageramos un poco con todo esto, sobre todo las primerizas. Si bien es verdad que podemos tomar algunos suplementos para encontrarnos mejor, no es necesario empezar a inflarnos de medicamentos y vitaminas de farmacia. Como recomendación siempre mando a las futuras mamás a ecolifefood.com, una tienda online de súper alimentos donde podemos encontrar un plus a todos los nutrientes que nuestro organismo necesita.

Por ejemplo, tomar alga nori durante el embarazo puede ser todo un acierto porque tiene unas características nutritivas que se adaptan muy bien a las necesidades de las futuras mamás. Es rica en proteínas, hierro y provitamina A, tres nutrientes cuya necesidad aumenta durante el embarazo. Además, contiene mucho Omega-3, una sustancia que tiene un papel fundamental en la correcta construcción del tejido nervioso de los niños.

Conociendo este tipo de características de ciertos alimentos, podemos subsanar la necesidad de tener que tomar vitaminas prefabricadas y demás productos de farmacia muy poco naturales. Algunos de estos súper alimentos pueden resultar verdaderamente caros, pero otros están al alcance de la mano por muy poco y en Ecolife Food tienen precios muy asequibles.

Vitaminas en los alimentos

Si hablamos de manera un poco más técnica, para aquellas mamás que ya están puestas en el tema, deberíamos hablar de ciertas vitaminas que podemos encontrar en diferentes alimentos y que son realmente beneficiosas para nuestro cuerpo y el futuro bebé.

La vitamina A y el Betacaroteno contribuyen al crecimiento de los huesos y dientes y no hay que sudar mucho para encontrarlo porque está presente en leche, huevos, zanahorias, espinacas, vegetales verdes y amarillos, el melón y otras frutas amarillas.

La vitamina D ayuda al cuerpo a usar el calcio y el fósforo, fortalece los dientes y los huesos. La encontramos en la leche, el pescado de mar, el sol…

Vitamina E, presente en el aceite vegetal, el germen de trigo, frutos secos, cereales… es perfecta para ayudar al cuerpo en la formación y uso de las células rojas de la sangre y los músculos.

Como antioxidante y protector de tejidos, además de que ayuda a absorber el hierro, tenemos la vitamina C que además ayuda a prevenir constipados. Está en las frutas cítricas, pimientos, fresas y tomates.

Tiamina/b1, que tiene la función de aumentar el nivel de energía y regula el sistema nervioso del bebé. Se encuentra en los cereales, el germen de trigo, los huevos, el arroz, la pasta, los frutos secos, las legumbres y la carne de cerdo.

Riboflavina/B2, mantiene la energía, la buena vista y una piel saludable. La podemos consumir en carnes, aves, pescado, productos lácteos, cereales y huevos.

Calcio, para los huesos fuertes y los dientes sanos. Contribuye además a prevenir la formación de coágulos sanguíneos y ayuda a los músculos y la función de los nervios. Lo podemos consumir en el yogurt, la leche, el queso, leche de soja, verduras de hoja verde, pescado enlatado y espinacas.

Zinc. Que apoya la producción de insulina y enzimas. Está en las carnes rojas, el pollo, los frijoles, las nueces, los granos enteros, los cereales, las ostras y los productos lácteos.

Si os fijáis, teniendo una alimentación variada y equilibrada podemos obtener todas esas vitaminas de manera natural y aunque puede que necesitemos un “Plus” un aporte mayor durante el embarazo, es posible obtenerlo gracias a súper alimentos, no es necesario recurrir a productos farmacéuticos demasiado caros y demasiado antinaturales. Ese es mi consejo.

Deja un comentario