El sábado por la mañana al fútbol

El sábado por la mañana al fútbol

botas futbol niño

Supongo que como yo, somos cada vez más las madres que los sábados por la mañana tenemos que acompañar a nuestros hijos al fútbol. Cuando hay un padre de por medio que le guste eso del balompié, está todo arreglado. Pero la disyuntiva se pone en marcha cuando no le gusta, o como es en mi caso, está separado y no da señales de vida. Todavía recuerdo aquel día que mi hijo Dani me dijo “mamá quiero unas botas de fútbol”. Afortunadamente encontré en internet, la página Marian’s Sport, y me lo solucionó todo.

Y es que ahora no vale cualquier bota de fútbol. Dependiendo de dónde se vaya a jugar, cómo esté el día o cualquier otra chorrada, hay que decidir por unas o por otras. Más o menos como Fernando Alonso (la Fórmula 1 sí que me gusta) cuando tiene que decidir si neumáticos secos o mojados. Además de todo esto, mi gran objetivo era encontrar unas botas de fútbol baratas.

Yo la verdad es que eso de ir a una tienda de botas de futbol no me va mucho, así que comprarlas por internet fue para mí un gran alivio. Al final le compré unas de la marca Adidas, mi hijo es del Real Madrid, y quería de esa marca. Naranjas y negras, la verdad es que eran feísimas, pero sí al le gustaron…Como fueron algo más de 50 euros, no recuerdo ahora muy bien, los gastos de envío eran gratis.

Las compré en la página web y al día siguiente ya las tenía en casa. Lo mejor es que la empresa que lo lleva es MRW, en mi caso, como no estaba durante la primera visita, (había salido a comprar) volvieron a venir después de un rato, y en ese momento ya sí que estaba en casa. No te tienes que preocupar por si vienen dañadas, porque te pones en contacto con ellos, e inmediatamente, sin ningún coste para ti, te las cambian. Todas las entregas se realizan en mano debiendo firmar en comprobante de entrega en la recepción.

Lo bueno de esta página web es que además te permite personalizar las botas de fútbol, así que Dani pudo poner su nombre en las botas. Caprichos de un niño de 10 años que su madre tiene que consentir. ¿Me entendéis?

Y parece que las botas no son malas, porque lleva mi hijo toda la temporada jugando con ellas y ni un problema. Y no es que no juegue, porque es el delantero titular de su equipo y ya lleva 23 goles en la Liga. Supongo que a estas edades el pie crece muy rápido por lo que dentro de poco tendrá que hacer otra visita virtual a la página de Marian’s Sport para comprar otras. Aunque creo que tendrá que entrar antes porque en diciembre es su cumpleaños, el 20, y ya me ha dicho que quiere la camiseta de Cristiano Ronaldo. Yo le he dicho que no se la compre con su nombre, ya que en esta web si quieres te la personalizan, porque es muy probable que el portugués se vaya del Real Madrid la próxima temporada, tiene una suculenta oferta del PSG, o eso dicen, y entonces la camiseta estará obsoleta. No sé qué hará.

Y así transcurre la vida de una madre que aunque odiaba el fútbol, poco a poco, y gracias a su hijo le va gustando más. Ahora bien, tengo que reconocer que lo que más me gusta es que después de cada partido, los padres de los jugadores nos vamos a tomar un vermú al bar que está al lado del campo,. No todo va a ser hacer deporte, ¿no?

Deja un comentario