Tiempo para ti, mamá

Tiempo para ti, mamá

Tener un hijo es, indudablemente, un cambio en la vida de cualquier pareja, y quien diga lo contrario miente. Hoy en día normalmente ya no hay diferencias en casa y ambos progenitores tienen las mismas obligaciones tanto con los pequeños como con el hogar (o al menos así debería ser), así que disculpadme por el título de este artículo que está rozando el machismo. He decidido dejarlo así porque he comprobado que, a mi alrededor, el 90% de las mujeres en la pareja heterosexual son quienes se encargan de la alimentación del bebé, y hoy este post va de cómo conseguir ahorrar tiempo en este sentido.

Si optas por pasar de los “potitos” y dar a tu hijo/a alimentos sin triturar desde el principio lo tendrás más fácil, pues la tarea del triturado te la habrás ahorrado desde el primer día, pero aun así seguirás teniendo que hacer tarea de más en la cocina, a pesar de que tu bebé cada vez tome menos biberón.

En este sentido, y como un apunte más, os diré que creo que hay que ser flexible. Los potitos no son una aberración, como algunas modas intentan inculcar ahora, pero tampoco es nada horrible dar a un niño de 6 meses un alimento más o menos sólido y sin triturar para que vaya experimentando con él, probándolo con las manos a su propio tempo y testeando lo que es morder algo. El problema es que nos da miedo que se atragante. Y es una posibilidad real. Pero no hay una fecha a partir de la cual esa posibilidad desaparece. Lo que me parece razonable es que gestionemos ese riesgo.

A partir de los 6 meses

Se habla mucho sobre el orden en el que deben introducirse los alimentos y a partir de qué edad. La mayoría de los pediatras suele recomendar que se inicie el proceso entre los 4 y 6 meses. En mipediatraonline.com aseguran que cuando un bebé evoluciona normalmente y no existen circunstancias especiales lo mejor es empezar a partir de los 6 meses.

Llegados a este punto, ¿cómo podemos preparar alimentos especiales para ellos sin perder media vida en el intento? Veamos algunos consejos:

  1. Planea las comidas con antelación, de lo contrario perderás tiempo teniendo que ir a comprar los ingredientes que te falten y pensando qué hacer de comer cada día.
  2. Si haces purés, elige un día a la semana (domingo por ejemplo) para cocer toda la verdura, la carne, y empezar a triturar. Luego podrás guardar los purés ya hechos en el congelador y sacar los que te sean necesarios lo largo de la semana sin perder más tiempo.
  3. Busca ayuda del pequeño electrodoméstico. Puedes optar por la Thermomix para la comida diaria del resto de la familia, incluso para alguna receta infantil (en Las recetas de Angy encontrarás de todo). Este aparato suele hacernos ganas mucho tiempo para nosotras mismas. Tampoco olvides el horno ni las herramientas, eléctricas o no, para cocinar al vapor, también pueden ser grandes aliados pues no has de estar pendiente constantemente de la evolución del alimento.
  4. Siempre que puedas haz una única comida para toda la familia. Olvídate de los menús individuales, en casa todos comen lo mismo.
  5. El día que vayas muy mal de tiempo opta por las pastas y los arroces exprés. El mercado cada vez busca ajustarse más a nuestro ritmo de vida y ofrece propuestas saludables que no necesitan de mucho tiempo para su cocinado. Un ejemplo son las pastas y arroces exprés que están listos en cinco minutos y conservan su sabor original.
  6. Si haces patatas hervidas puedes reducir notablemente su tiempo de cocción haciéndoles antes unos cortes profundos con un cuchillo o con un palito de brocheta.
  7. Si haces un sofrito para una comida haz de más para que sobre. Normalmente los sofritos son muy similares en la mayoría de las comidas calientes y puedes congelar el sobrante para reutilizarlo cualquier otro día en otra comida. . Será una base perfecta para ahorrar tiempo cuando tengas que hacer otros platos. Y también te puede ser de gran ayuda dedicar un rato a picar cebolla, ajo, perejil… y congelarlos en bolsitas.

¿Y tú tienes más trucos para ahorrar tiempo en la cocina? Compártelos con nosotros