¿Qué regalos esperar cuando estás esperando?

¿Qué regalos esperar cuando estás esperando?

Mi mejor amiga está embaraza. Me lo dijo hace un mes y aunque me llenó de alegría, también se convirtió de repente en un serio marrón. ¿Qué se le puede regalar a tu mejor amiga cuando está embarazada? ¿Unos patucos? Pues no, error. Ella es tu mejor amiga y has de currarte un regalo especial, no puedes hacer lo mismo que los demás miembros de la pandilla. Necesitas sacar ideas bien para ella o para el bebé. En este artículo os dejo varias de las que se me han ocurrido a mí por si os pueden servir de ayuda a algunos de vosotros de cara las ya famosas fiestas baby shower.

fanisetas

Imagen de una de las originales camisetas que vende Fanisetas.

–          Como me gusta mucho el tenis, pensé que quizás podría animar al pequeño (o pequeña, todavía no sabemos qué será) a aficionarse al deporte. Hay raquetas junior que, obviamente, no servirán para jugar mientras sea un bebé, pero la recordará como un regalo hecho con cariño y es una forma de estar también regalándole las horas de mi tiempo para ir a jugar con él (o ella).

–          Para la madre se me ocurrió que una sesión de spa o de masajes (o ambas juntas) podría ser ideal. He leído que a partir de las doce semanas de gestación este tipo de tratamientos están muy recomendados para las embarazadas. Por lo que he visto en otras amigas, los embarazos te producen muchos dolores de espalda, de pies, piernas… Pues los masajes son una buena forma de relajar el cuerpo y además de una manera terapéutica.

–          Una camiseta con mensaje o alguna divertida de las que hacen en Fanisetas. Tanto para el bebé como para ella podemos encontrar combinaciones graciosas o incluso comprárselas a juego. Se me ocurrió también una maldad: como ella es del Real Madrid, al igual que el padre de la criatura, podría comprarle una del Atlético o del Barcelona para su bebé. Esto al final lo he descartado.

–          Una torre de pañales es otra de las opciones que barajo. Cuando uno tiene un bebé se encuentra con muchos gastos. El dinero se va por todas partes, así que por qué no comprar algo útil pero con forma de tarta o algo diferente para que resulte divertido y original.

–          Una canastilla. Esto es lo más típico. Una cesta con sus pañales, baberos, algún pijama, cremitas para el cuerpo del bebé… Este regalo es muy cómodo porque muchas tiendas los preparan y los envían a la dirección que le digamos. Podemos incluso gestionarlo a través de Internet y pagarlo con tarjeta de crédito por la web.

–          Un lote de ibéricos. Suena a risa, pero es que las embarazadas no pueden comer este tipo de productos porque pueden suponer un riesgo para la salud del bebé si conservan alguna bacteria que no es buena. No es lo mismo comerlos embarazada que cuando no lo estás, y ahora que se sabe, las futuras mamás no quieren arriesgar. Pero ¿quién se puede resistir a un buen jamón ibérico? Estoy segura de que mi amiga, que es de buen diente como yo, estará feliz de encontrarse con este lote en cuanto haya dado a luz y el médico le haya abierto la veda.

–          Una ecografía en tres dimensiones, que ahora están muy de moda en las clínicas privadas. Supongo que para estos meses a ella le haría mucha ilusión encontrarse con este tipo de regalo y ponerle ya algún pequeño gesto a su bebé. Además, he visto que hay muchas ofertas para hacerlas en las páginas web de cupones, esas donde compras una oferta que está vigente por un periodo muy limitado de tiempo, desde unas horas hasta un par de días.

–          Y, por último, se me ha ocurrido que quizás pueda regalarle libros. Como va a estar varios meses de baja después de la maternidad y algunas semanas supongo que antes, podría buscar libros acerca de ser madre primeriza para que vaya empapándose de las nuevas situaciones de las que va a ser protagonista. He encontrado también algunos sobre manualidades propias para la llegada de un bebé. A ella le gusta tejer y el ganchillo, así que quizás acierte también con estos últimos.

No obstante, lo que más importa es la intención y el cariño con el que se hacen estos regalos. Igual que yo tengo ideas vosotros podéis tenerlas mucho mejores o personalizadas según el carácter de aquellos a quienes tengáis que regalar. Pero lo dicho, lo más importante es hacerlo con cariño.

Deja una respuesta