Pizarra: un material de referencia para las viviendas que cuentan con bebés

Pizarra: un material de referencia para las viviendas que cuentan con bebés

Hay una cosa de la que ningún padre o madre tiene duda alguna: tener un hijo o hija te cambia la vida por completo. Pero es que, cuando decimos por completo, es por completo. Pasamos de disponer de una gran cantidad de tiempo para nosotros y nosotras a dedicar ese tiempo para la pequeña criaturita que hemos traído a este mundo. Y eso conlleva, sin duda, una gran responsabilidad que tenemos la obligación de asumir. No nos queda otra. No es que sea solo nuestro deber legal, sino que es nuestro deber moral. Y nadie puede fallar a ninguno de los dos.

Una de las primeras cosas que nos preocupan cuando sabemos que estamos esperando un bebé es el hecho de cómo va a encajar en el espacio en el que nos encontramos viviendo en la actualidad. Es evidente que el entorno que compone la vivienda tiene un papel muy importante en la comodidad y la felicidad que vaya a tener ese bebé en cuanto llegue y vaya creciendo. Ni que decir tiene que, si creemos que nuestra vivienda presenta defectos, tenemos dos opciones: arreglarlos a la mayor brevedad o, por otro lado, mudarnos a otro sitio.

Un artículo publicado en la página web Vivienda Saludable indicaba alguno de los aspectos que hay que tener en cuenta en nuestro hogar para hacer que sea seguro para nuestro bebé. Se dice en ese texto que hay que tener cuidado con los enchufes, mantener alejado al pequeño o pequeña de las escaleras o las ventanas, que también hay que hacer todo lo posible para que no se pueda encontrar con productos de limpieza… y que se debe mantener por encima de todo una temperatura que sea la adecuada porque, de lo contrario, puede sufrir los riesgos del exceso de calor o frío.

De hecho, en otro artículo, en este caso publicado en la página web Ser Padres, se indicaban algunos consejos para proteger a los bebés del frío tanto dentro como fuera del hogar. La verdad es que muchas veces, a la hora de hablar de este asunto, solemos hacer especial incidencia en la ropa que ha de llevar. Y estamos en lo cierto, no cabe duda. Este aspecto es muy importante. Pero dejad que os digamos algo más: además de la ropa, que nuestra vivienda esté hecha de un material aislante también dice mucho. Y la pizarra es el mejor de todos ellos. Si no, ¿cómo os explicáis que muchos de los pueblos de la provincia de Guadalajara, posiblemente una de las más frías de España, tengan casas de pizarra en todas sus calles?

Muchas personas se preguntan por qué hay cada vez más gente a la que le importa sobremanera que su vivienda cuenta con un tejado o un suelo de pizarra. Y la respuesta es simple: se trata del material más resistente, el que menos se agrieta y el que más permite aislarnos del calor o del frío, algo que es elemental cuando en casa hay un bebé. Los profesionales de Ardoises D’Espagne nos han comentado que son estos los argumentos que esgrimen todas aquellas personas que, teniendo pequeños en casa, quieren pizarra para su hogar. Se trata de un número de personas que crece año tras año y que no tiene pinta de que vaya a estancarse en los próximos años.

Una resistencia que evita reformas a corto plazo

Normalmente, cuando nos trasladamos a vivir a una nueva casa, tenemos la esperanza de que no nos toque acometer reformas hasta muchos años más adelante. Cuál es nuestra sorpresa cuando, en muchas ocasiones, a los pocos años ya empezamos a ver que hay problemas en la vivienda que necesitamos resolver a la máxima brevedad con el fin de mantener esa seguridad y comodidad de la que estamos hablando a lo largo de este artículo. No es plato de buen gusto descubrir estos problemas tan pronto.

La verdad es que, con un material como la pizarra, es bastante complicado que esto ocurra por los motivos que os hemos estado transmitiendo. Esa fortaleza que define a un material como este hace que, sin duda alguna, nos proporcione una mayor dosis de garantías en un aspecto que es clave para todos los españoles y españolas. Si queremos vivir cómodos, seguros y bien, tenemos la necesidad de que algo nos proporcione ese paraguas de seguridad. Y los mejores materiales para nuestra vivienda pueden conseguirlo y, de hecho, ya lo consiguen en el caso de la pizarra desde hace tiempo.

Además, tenemos la suerte de que España es una verdadera potencia en lo que tiene que ver con la producción y reservas de este material. Eso garantiza que los precios sean mucho más bajos que con respecto a cuando nos tocaba importar estos materiales desde un país como el Reino Unido, que prácticamente ha agotado todas sus reservas de pizarra. Es el mejor momento para que nuestra vivienda esté constituida, al menos en parte, por este material.