Disfraces para bebés

Disfraces para bebés

Ser padre es una de las tareas más complicadas que hay. Debes de aprender de cero a cuidar a tus hijos, debes de proporcionarle todo lo necesario para que tenga una vida plena. Sin duda lo más difícil es adaptarse al ritmo de vida que te espera, ya que debes acostumbrarte a dormir poco, a tener paciencia para conocer qué le falta al bebé.

Eso sí, ver crecer a tu hijo es algo que merece todos los esfuerzos que se hacen. Ya sea de una manera o de la otra, los hijos tienen algo que nos emboban. Y lo más gracioso de todo es que al principio queremos que nuestros hijos crezcan rápido, pero luego queremos que paren de crecer porque añoramos los viejos tiempos.

Lo que si que es cierto es que cuando más van creciendo, más tenemos que hacer que nuestros hijos realicen muchas actividades diversas, porque así aprenden a adaptarse a las situaciones diferentes desde que son pequeños. Juntarlos con otros bebes también es importante para que aprendan a relacionarse.

Hace unas semanas unos amigos celebraron una fiesta de disfraces en su casa, y dado que nuestro bebé tiene ya siete meses decidimos llevarlo a la fiesta para que jugase y conociese a otros niños, tanto de su edad como más mayores. Pero teníamos dudas de cómo elegir el disfraz, ya que existen grandes diferencias a la hora de elegir un disfraz para un adulto y para un bebe.

En este artículo vamos a daros unos consejos para elegir el disfraz perfecto para tu hijo o hija, porque lo importante no es ir disfrazado de dinosaurio o de vaquero, lo importante es que disfruten de la experiencia de disfrazarse. Si se sienten incómodos crearán una predisposición negativa, y eso es algo que no deseamos.

Los consejos para que tu hijo se sienta cómodo

En primer lugar, depende de la edad que tenga el niño o niña. Si el niño ya ha mostrado sus gustos, y decide de qué se quiere disfrazar, ha de tener libertad para elegir, y el mismo te dirá si el disfraz es cómodo o si tiene frío con él. Aunque siempre tendremos que ir con una rebeca detrás en invierno para que no se constipen.

Pero en el caso de los bebes tenemos que prestar atención en algunos aspectos importantes. En primer lugar, debemos de tener en cuenta la facilidad de poner y quitar el disfraz, ya que así será mucho más fácil cambiarles el pañal. Relacionado con esto, también debemos de cuidar de la amplitud y comodidad de movimientos dentro del disfraz, ya que si él bebe ve limitada su movilidad se quejará.

Y tampoco podemos dejar su cara cubierta con una careta, puede haber riesgos de ahogamientos o frustraciones del bebe que nada favorecen a la experiencia de disfrazarse. En este sentido, disponer de un disfraz completo, que no requiera de maquillaje, gorros, barbas postizas u otros accesorios fáciles de quitar, permitirá que no haya riesgos de alergias o de ingestiones involuntarias.

Por último, también queremos destacar la importancia de no confeccionar disfraces con bolsas de plástico para bebés, ya que puede haber riesgos de ahogamientos. Esto es algo que hemos repetido anteriormente, pero es un riesgo real que tenemos que cubrir para que no haya sorpresas desagradables.

En la fiesta a la que fuimos, muchos padres decidieron comprar disfraces en tiendas especializadas de disfraces para bebé. Hoy en día es fácil encontrar páginas web de disfraces para bebés. Tiendas online como La casa de los disfraces La Casa de los Disfraces dispone de una gran variedad de disfraces para bebés, que no tienen desperdicio.

En conclusión, disfrazar un bebé es una de las cosas más divertidas que puedes vivir como padre, pero debemos tener cuidado a la hora de elegir el disfraz. Siguiendo los consejos que hemos comentado, conseguiremos que nuestro bebé disfrute disfrazándose. De esta manera podremos disfrutar de las fiestas de disfraces con nuestros hijos.