Fiestas Infantiles

Las fiestas infantiles se pueden tomar desde muchas perspectivas. Por un lado está la madre que opina que el niño, o niña, no se va a enterar de nada porque es demasiado pequeño como para valorar lo que una fiesta de cumpleaños significa y, por eso, lo celebran como mucho con los abuelos del pequeño para hacer algo” y poco más. Otras madres, en cambio, tiran la casa por la ventana y organizan fiestas de cumpleaños con payasos y actividades para un niño de un año o dos, lo que es ridículo, y, como en todo, en el punto intermedio está la clave del éxito.

Ni me parece normal montar una fiesta por todo lo alto a un niño de un año, ni me parece lógico pasar del tema solo porque el niño no va a recordarlo… ¿para qué están las fotos?

Yo soy de esas madres que prefiere quedarse corta a pasarse con los “mimos” a los niños porque a mí eso de criar a un niño o a una niña mimada y caprichosa que no sabe hacer la “o” con un canuto, ya que sus papás le dan todo mascado y en bandeja, me parece una educación  muy desacertada, tanto para el pequeño como para los padres. Esos niños acaban siendo unos dependientes que luego se dan de bruces con la vida, no saben desenvolverse. Al otro lado de la balanza se encuentran aquellos padres que pretenden que sus hijos sean los más despiertos y listos del planeta, pero lógicamente tampoco podemos exagerar pretendiendo que sea un cerebrito sobrestimulando su maduración natural.

Todo este tema, aunque pueda parecer que va por separado, en realidad sigue al hilo de las fiestas de cumpleaños porque en ellas se refleja la personalidad de los padres (que no del niño) y las decisiones que están tomando para su futuro.

Mi sobrina de 6 años tuvo, hace cuestión de tres meses, una fiesta de cumpleaños en un parque de bolas chulísimo en el que esta empresa de animación de fiestas infantiles en Madrid organizó actividades e incluso un show con payasos. Los niños lo pasaron en grande y los papis disfrutamos viéndolos casi más que ellos. Luego, semanas más tarde, era el segundo cumpleaños de mi otra sobrina, hija de mi otra hermana quien, envidiosa, le organizó una fiesta bastante similar a la pequeña. ¿Sabéis qué pasó? Pues que a la niña le dieron miedo los payasos y lógicamente no quiso participar en ninguna actividad, por lo que su madre acabó bastante deprimida por el dineral que se había dejado en una fiesta que su hija no había disfrutado. Lo que no entiendo es cómo pudo pensar que una niña de dos años iba a pasarlo igual de bien con todas esas cosas que una niña de 6. A veces creo que hay madres a las que les falta un hervor y proyectan sus ilusiones en la vida de sus hijos.

Fiestas adaptadas a la edad del homenajeado

Para la fiesta de cumpleaños de una niña de dos años hay que tener en cuenta ciertos aspectos bastante lógicos que algunos padres pasan por alto. El principal y más importante es que la fiesta es para la niña, no para sus amigos, ni sus primos, ni para los padres de los mismos. Eso significa que no podemos montar un fiestón con actividades en las que la niña no va a participar.

Aunque ya sea su segundo cumpleaños aún es un bebé, así que se cansará pronto. No podemos organizar fiestas de tres horas, no las aguantará. Lo normal es hacer alguna merienda y un juego, o un almuerzo. Os recomiendo hacer este tipo de cumpleaños al aire libre, si la temperatura y la climatología lo permiten, porque los niños lo pasan mucho mejor a esa edad correteando a sus anchas por un lugar seguro que en una habitación de casa con decoración y tartas en la mesa. En su defecto, los parques de bolas infantiles son una buena opción, aunque con vigilancia.

Tampoco te pases invitando a niños de su edad, ten en cuenta que no se sociabilizan igual que los adultos y con tres o cuatro invitados será más que suficiente. Si optamos por tematizar la fiesta con un personaje o con payasos aseguraos de que ninguna imagen, que pueda ser demasiado brusca, cause miedo en los pequeños.

Para entretener a los niños podemos jugar con plastilina, darles muñecos o jugar con pinturas de dedos y, por supuesto, algo de música infantil sobre dibujos animados y pelis de Disney será la banda sonora perfecta.

El resto de la organización dejadla al azar, tiene 2 años y no es su boda así que, disfrutad como buena mamá y que se apañen los demás con lo que hay.